jueves 27 de noviembre de 2014

Mediación antes del juicio, tarea de abogados y procuradores

05/11 2169 lecturas Imprimir Enviar a un Amigo Enviar a Facebook Enviar a Twitter Enviar a Buzz


Volver

www.lacapital.com.ar/contenidos/2010/11/05/noticia_0025.html

BAJADA: Reflexiones, por Ignacio Del Vecchio (*)

El Colegio de Abogados y el de Procuradores de Rosario y la Caja Forense de la Segunda Circunscripción Judicial publicaron el 15 de octubre pasado una solicitada en La Capital en apoyo del proyecto de ley de mediación prejudicial obligatoria a consideración del Senado santafesino. El proyecto, dijimos y sostenemos, constituye una herramienta vital para la resolución de conflictos, mejorar el sistema de Justicia de nuestra provincia y contribuir a la paz social. Los mediadores deben ser únicamente abogados y procuradores porque su conocimiento del derecho, de las normas de orden público, de las cuestiones no conciliables y su entrenamiento en materia litigiosa aseguran a las partes que sus intereses quedarán siempre preservados, sea la mediación exitosa o no.

La jueza de la Corte Suprema nacional Elena Highton de Nolasco dice en el libro “Mediación para resolver conflictos”, escrito en colaboración con Gladys Alvarez, que “la participación de los abogados puede ser la mejor manera de asegurar un acuerdo equitativo cuando alguna de las partes no posea las habilidades necesarias para negociar o sea demasiado emotiva. Por otro lado reduce el riesgo de provocar consecuencias perjudiciales si no se llega a un acuerdo, por la admisión de hechos o divulgación de cuestiones de importancia estratégica a la otra parte”.

Las entidades que firman la nota titulada “Por una ley de mediación multidisciplinaria” en este diario el martes 2 de noviembre juzgan erróneamente que nuestra posición no contribuye al proceso de “desjudicialización” que implica la mediación como elemento pacificador. Todo lo contrario: anhelamos el dictado de la ley de mediación previa y obligatoria en la seguridad de que ello nos permitirá contribuir eficientemente a descongestionar de causas al Poder Judicial, habida cuenta que estimamos que entre un 20 y 30% de los procesos podrán ser solucionados sin excitar este Poder, que quedará reservado para las causas que requieran de un fallo. Todo ello en beneficio de la comunidad.

Pero además, al cuestionar nuestro interés en preservar la fuente de trabajo de nuestros matriculados y asegurar el financiamiento de la Caja Forense, omiten un dato fundamental, de raíz profundamente humana: dar trabajo honesto y digno a miles de abogados y procuradores, que actuarán como mediadores. Es que son miles los que tienen ingresos debajo de la línea de pobreza, pues la cantidad de litigios no ha crecido como lo ha hecho la matrícula, que para toda la provincia se estima en 13.265 abogados activos, de los cuales 5.886 no pueden afrontar sus aportes jubilatorios mínimos (menos de $ 300 por mes) y cientos carecen de obra social, oficina, estudios, equipos de computación y demás. Un debate del tema sin prejuicios debe incorporar este dato clave. Cinco facultades de derecho en la ciudad de Rosario y varias más en el resto provincial generan una plétora profesional de la que nadie, salvo los colegios de abogados, se hace cargo. Para la abogacía la mediación es vital, para otras profesiones no lo es ni lo será nunca, salvo excepciones particulares.

Fuera de ello, la afirmación de que los miles de mediadores formados como tales por este Colegio están en paridad omite otro dato fundamental. Siempre se distinguió en la formación a los profesionales. A los no abogados se los inscribió en el registro de comediadores, a los abogados en el de mediadores. Y a todos se les notificó expresamente que la ley provincial 11.622 exige, además de la correspondiente capacitación, título de abogado o procurador para ser mediador judicial.

En este sentido, el actual proyecto instituye la mediación en todo el ámbito de la provincia con carácter de “instancia previa obligatoria a la iniciación del proceso judicial”, lo que supone que un letrado está asesorando a la parte que piensa iniciar un litigio.

(*) Presidente del Colegio de Abogados de Rosario

Artículo de opinión publicado en el Diario La Capital de Rosario – 05/11/10

Ver todas las Noticias

 Buscar
Suscribirse al Newsletter
VALOR JUS ARANCELARIO
ACTUALIZADO AL 01/10/2014 $821,96
Videos